Un buen deseo para ti....

Que el día más triste de tu futuro no sea peor que el día más feliz de tu pasado (antigua bendición irlandesa).
Mostrando entradas con la etiqueta Buena gente. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Buena gente. Mostrar todas las entradas

miércoles, 16 de octubre de 2013

Día Mundial del Pan; yo, sin gluten.



Hoy se celebra el Día Mundial del Pan. Por razones obvias, el mío es sin gluten.  Por motivos también evidentes mi tiempo se ha reducido a la mínima expresión, así que este año repito receta. Pero.......

.... pero he buscado el tiempo para hacer un pequeño experimento con la receta del año pasado.

La receta es la del Pan de mono, muy sencillo de hacer; aunque lleva un rato de preparación, fermentado, formado.... es fácil y muy apañado. Descongela a la perfección y por su formato puede apañar almuerzos de coles, meriendas, cenas, picoteos.... y admite cualquier relleno (confieso que aún no lo he hecho dulce).

Pero a lo iba, que me lío. Este año un grupo de amigas virtuales hemos decidido hacer un pequeño experimento y hacer una misma receta dos veces, la segunda de ellas utilizando prefermento en lugar de levadura.


¿Que qué es el prefermento? Algo tan sencillo como un trozo de masa de otro pan. La primera vez que hice la receta reservé 100 gramos de la masa resultante, la metí en un tupper y la guardé en el fede.

¿Las diferencias entre un pan y otro? Básicamente tres:
- Ha leudado más.
- La masa ha quedado más manejable.
- Sabe menos a levadura.

Os pongo los ingredientes de la receta (esta vez hice el pan en un molde redondo, no de corona, y reduje cantidades):
- 240 g de maizena. - 100 g de almidón agrio. - 100 g de leche en polvo. - 35 g de harina de trigo sarraceno.
- 50 g de harina de garbanzos. - 100 g de aceite de oliva. - 2 tacos de levadura fresca (la segunda vez no puse levadura sino los 100 g de masa que reservé de la primera). - 1'5 cucharadas soperas de miel. - 200 g de leche. - 100 g de agua con una cucharadita de goma xantana, unos 5 g (en su lugar puedes echar 3 huevos).
- 1/2 cucharadita de CMC. - Chorizo. - Queso semicurado
- Queso de Arzúa (es muy cremoso). - Pavo.
- Paté.
- Aceite de oliva para pintar las bolas una vez formadas (con hierbas provenzales en el primer experimento; en el segundo con ajo en polvo).

En la primera prueba la panificadora se encargó de amasar y de leudar. En la segunda amasó la bicha pero al acabar metí la masa al fede hasta el día siguiente.

Prueba número 1 - Con levadura. 

La masa, tipo mousse espesita.


El pan, listo para leudar.
 

Ya horneado.

  Prueba número 2, Con prefermento, sin levadura.

El prefermento.
La masa leudada (¿ves que ha crecido un montón?).
Formado, listo para leudar.



Los dos panes que salieron.


Como he dicho antes, este año hemos vuelto a "confabularnos" un grupo de blogueras y "facebuqueras" para hacer este experimento. Los ánimos que recibes son tantos y de tanta calidad que da gusto sacar tiempo de donde no lo hay. 


Este año las "culpables" de este experimento han sido:

Marisa, de Cocina fácil "sin gluten".
Guadalupe, de Cocinando con cariño y sin gluten.

Raquel, de Celiaquines, una mami glutenfree.
Salomé, de Salado y dulce sin gluten.
Sandra, de Tartas sin gluten

María José, de Fantasías de galleta.

Y en el facebook:
Pepa Lebrón
Pilar Sánchez


Este año nuestra Danny Faccio no ha podido participar elaborando un pan; asuntos más importantes la mantienen ocupada. Eso sí, encontró un rato para diseñar el logo de este año, el que está en el encabezado de la entrada de hoy.

martes, 16 de octubre de 2012

Pan de mono baulero para celebrar el Día Mundial del Pan.




Hoy es el Día Mundial del Pan y aquí está mi pequeña aportación. Obviamente, como no podía ser de otra forma,es un pan sin gluten y de ahí que el logo así lo diga (hecho, por cierto, por Danny Faccio, un encanto de chica toda ella).

Hace tiempo que empecé a hacer probatinas con esta receta, que no es otra que la masa para pizza, coca.... de Famalap Jucaralva. Eso sí, para variar y no perder la costumbre, he hecho un pequeño tuneo. La receta original puedes verla en el enlace que he puesto; la mía, después de una breve introducción.

El pan de mono es en principio un pan dulce (lo puedes ver aquí) aunque yo preferí hacerlo salado después de que una amiga lanzase el reto.  El único requisito es que el molde sea como lo que veis, de corona.  La primera vez que lo hice la masa sólo llegó para hacer una capa y además no lo rellené; se trataba en realidad de probar si se podía hacer con esa receta (la de Famalap).  Quedó un pan delicioso.... comido en el momento; al día siguiente estaba como una piedra.  Así quedó:


Días depués hice un segundo intento, con el doble de masa.  Esta vez sí que lo rellené, de aceitunas picadas unas bolas y de pavo y queso otras.  Como prueba, esta foto del corte:



Poco a poco he ido afinando la masa, hasta llegar a la que es sin duda una de las recetas que más me gustan y que además....  NO LLEVA MEZCLAS DE HARINAS COMERCIALES.  Te preguntarás, ¿qué quiere decir eso? Te explico; en el mundo sin gluten hay harinas básicas, naturales (de arroz, de maíz....) y mezclas comerciales. Estas mezclas llevan varias harinas y de vez en cuando cambian la formulación.... echando por tierra muchas horas de investigación ya que, cuando la formulación de la mezcla cambia, el comportamiento del mix es totalmente diferente y recetas que estaban más que probadas y que daban buenos resultados, resultaban ser un fracaso.  De ahí el empeño de un grupo de personas de encontrar un mix de harinas no comercial, de modo que esto no volviese a ocurrir.  

Esta receta es una de las que utilizan esta mezcla no comercial. Vamos a por ella, con un paso a paso del proceso.

INGREDIENTES:
- 330 g de maizena.
- 100 g de almidón agrio.
- 150 g de leche en polvo.
- 30 g de harina de trigo sarraceno (que en realidad no es trigo; es lo que también conocemos por alforfón, un pseudocereal) .
- 150 g de aceite de oliva.
- 3 tacos de levadura fresca.
- sal (yo no la echo, directamente).
- 2 cucharadas soperas de miel.
- 300 g de leche.
- 150 g de agua con una cucharada de goma xantana, unos 5 g (en su lugar puedes echar 3 huevos).
- Chistorra.
- Salchicha de franckfurt.
- Pavo y queso de cabra.

ELABORACIÓN:
1.- Espumar la levadura en la leche templada (no demasiado, o matarás la levadura) con la miel. Disuelve la miel y luego la levadura. ¡OJO! Crece una barbaridad. Mira la foto del antes y el después:


La levadura empezando a espumar.
Aquí ya ha espumado.
Y así la he añadido.

2.- Mezcla las harinas y la leche en polvo (con la sal, si la echas).


3.- Añade el aceite, el sustituto del huevo (o los huevos) y la espuma de la levadura (no queda líquido).

El aceite.
El sustituto del huevo.
4.- Mezcla bien. Si tienes una amasadora perfecto; sino tocará hacerlo a mano (yo lo hago con la del Lidl).

5.- Deja leudar un buen rato (cerca de tres cuartos de hora). Queda así:



6.- Mientras la masa va leudando puedes preparar los ingredientes del relleno. Yo he escogido los que ves arriba, pero puedes ponerle lo que quieras. Procura no partirlos muy grandes, es mejor que sean chiquitillos para poder formar luego bien las bolas.  Mis ingredientes:




7.- Engrasa el molde para que no se te pegue el pan y lo puedas desmoldar sin problemas.

8.- Empezamos a formar las bolas de nuestro pan.  Para eso necesitarás un cuenco con harina de arroz con la que enharinarte las manos y poder manejar la masa. Coges una porción (no muy grande) de masa y haces una bola que luego chafarás para poder rellenar. Después de poner el relleno, vuelve a formar una bola. Así:


9.- Ve poniendo las bolas en el molde, sin apretarlas mucho entre sí. Así:

La primera capa. Pintamos con aceite.



La segunda capa, rellenando bien los huecos.
Pintas con aceite y espolvoreas con sésamo
Ponemos a leudar.
 10.- Ponemos a leudar. Lo ideal es ponerlo fuera del horno, cubierto con un paño húmedo (con agua caliente). Lo dejamos una media hora. No crece mucho, pero queda mejor si lo ponemos a leudar.

11.- Mientras, precalentamos el horno a 180º. Yo le doy calor sólo abajo, pero porque si pongo la resistencia de arriba acaba todo quemado. Si tu horno funciona en condiciones, puedes ponerlo arriba y abajo. FUNDAMENTAL: un cacharro amplio (en superficie, no tiene que ser muy profundo) con agua caliente desde el momento en que enciendes el horno. Se trata de que se genere vapor ANTES de meter el pan a cocer.

12.- Ponemos el molde en una bandeja dentro del horno a una altura media.

13.- A los 20minutos aproximadamente de cocción veremos cómo ha crecido un poco más. Queda una cosa así:


¿Ves cómo ha crecido un poquito más?
14.- Cuando lleva 25 minutos he encendido también la resistencia de arriba para que se dorase un poco.  Cinco minutos después he apagado el horno y he tapado el pan con un papel de plata (repito, yo lo hago porque sino se habría quemado todo).

15.- Deja el pan un rato dentro del horno una vez acabado de hornear; el resultado es mejor.

16.- Pasados unos 10-15 minutos puedes sacarlo, desmoldarlo y ponerlo sobre una rejilla para enfriar. Si todo ha ido bien tendrás una maravilla como esta:

Recién sacado del horno.
No crece demasiado, pero sí un poco.
Aro quitado. Sí que ha crecido, sí....
Doradito por arriba.
Y esta es la pinta que tiene.
Normalmente lo envuelvo en un paño húmedo cuando lo saco para que quede más tierno (a este pan no le pega mucho tener corteza crujiente).

Y lo mejor de todo, o al menos lo más divertido: es ideal para comerlo a trozos. Coges una bola, la pizcas y ¡a comer!  Por otro lado aguanta perfectamente el congelado. Para comerlo después está más rico con un golpe de microondas, que quede templadito.  Sólo de pensarlo se me está haciendo la boca agua....

Y ya está, esta es mi contribución al Día Mundial del Pan.

Si quieres ver las contribuciones del resto de personas junto a las que me he embarcado en la búsqueda de un mix no comercial, aquí puedes verlas:

- Famalap.
- Celiaquines.
- Pikerita.
- Lupe.
- Sandra.
- Storch.
- Dany

Y hay que nombrar también a David Foody, proveedor de la materia prima necesaria para nuestro pan.


Por último también es de agradecer el esfuerzo y la colaboración de otras personas que, aún sin blog, han estado ahí, investigando y haciendo pruebas. Ellas son:
Pepa.
- Salomé.
- Mari.
- Pilar.
- Mónica.
- María José.

Estas recetas y otras irán saliendo publicadas en el grupo de facebook 500.000 recetas para celiacos.


Abrazos pretos y besicos a puñaos.

miércoles, 23 de mayo de 2012

Lote regalo de Valpiform.

Hace unos días recibí un mail de una persona que decía trabajar en Valpiform, empresa de productos sin gluten ofreciéndome un lote de sus productos. Normalmente desconfío de estas cosas (hoy en día nadie regala duros a 4 pesetas, seamos sinceros) pero no sé porqué esta vez no desconfié y le mandé mi dirección postal para que me lo enviasen. Esperaba unas muestras de alguna cosilla pero desde luego no esperaba un paquetón como éste:

¡Pedazo paquetón!

Cuando lo abrí, toda emocionada, me encontré con esto:

ALAAAAAA....
Y cuando empecé a sacar cosas me encontré todo esto:
 
Un paquete de medio kilo de couscous de arroz.

Dos paquetes con 2 rebanadas de pan cada uno (mira qué tamaño, el tenedor es grandecito)
Dos cajas de magdalenas (diferentes, como ves).

Y dos kilos de harina para pan y repostería.
He compartido el contenido con mi hermana y le he dado uno de los paquetes de magdalenas y uno de los de harina. El resto me lo he quedado para mí (bueno, para nosotros, que Chabi también comerá cositas de éstas). De momento sólo he probado el couscous (otro día te cuento la receta, que es facilísima) pero no tardaré en probar el resto.... poco a poco, que tampoco es plan de probar todo a la de YA.

¿Y bien, cómo te has quedado? Pues así me quedé yo, ojiplática  0_0

Ale, otro rato más. Por ahora voy a ver si sigo haciendo algo por casa.... o simplemente me pongo a leer un ratito, que también me lo merezco.

Abrazos pretos y besicos a puñaos.

martes, 22 de mayo de 2012

Probando el menú del día B.

El otro día caí en la cuenta de que aún no habíamos ido a probar el menú para el día B y teniendo en cuenta que quedan  sólo 3 fines de semana para el momento, ya iba siendo hora de quedar con el restaurante (además de que teníamos que concretarles el número de personas y los menús diferentes que va a haber, nada menos que 6).

Así que llamé a la Rinconada de Lorenzo y quedé con ellos que iríamos a comer el domingo.  Estuvimos Chabi, mis padres y yo.
Nos sacaron todos los entrantes que en principio habíamos comentado que queríamos y el segundo plato. El postre fue el que tienen en la carta, no el que vamos a tomar..... O eso creía cuando estaba ya a punto de explotar, momento en el que me sacaron LA tarta. Se acordaron tarde de que la habían hecho para que la probásemos y diésemos el visto bueno.  Estaba rica pero la propuesta que nos hicieron después nos  convenció más. 

No voy a concretar más porque mi hermana (que de vez en cuando entra por aquí) no sabe exactamente lo que va a haber y me apetece que siga siendo un secreto (de hecho creo que no hay nada más que no sepa de la boda) así que vas a tener que esperar hasta que llegue el momento. Sólo diré que es del gusto de muuuuuuuuuuuuchas de las del grupo (A ver, pista de las fáciles facilísimas: ¿qué ingrediente llevan muchos de nuestros postres?).

Ahora nos queda la parte "chunga" de la comida: preparar la distribución de las mesas (no sé cómo vamos a hacerlo). Sólo de pensar en repartir a unas 80 personas (niños y 4 carros de bebé incluídos) me entran los 7 males.... Pero hay que hacerlo, está claro.

Y qué más relacionado con el tema boda....  Ah, sí. La despedida de soltera.  En principio no iba a hacerla pero ha habido personas que han preguntado la razón y al final sí va a haber.... pero con mis condiciones.  NADA de pollitas en la cabeza, NADA de camisetas diciendo que estamos de despedida de soltera (como si no fuese a notarse con un grupo de sólo mujeres), nada de boys.... En definitiva, se trata de irnos a cenar tranquilamente y a lo sumo a echar una cervecita (por supuesto elegiré yo el sitio para estar segura de que hay de las mías). De momento sólo han confirmado que vienen mi hermana pequeña, una amiga, y otra amiga dependiendo del día. Luego hay otras 3 que han dicho que imposible, y faltan por pronunciarse otras 6. Ya ves que van a ser pocas, pero es que sólo he invitado a las amigas (bueno, y a mis hermanas); con mis primas no voy a celebrarlo.

Y creo que nada más. La verdad es que este post podría habérmelo (y habértelo) ahorrado pero me ha hecho ilusión que me digan que la tarta va a ser para todos sin gluten (en un principio no iba a serlo) y me apetecía compartirlo contigo....

Abrazos pretos y besicos a puñaos.

lunes, 21 de mayo de 2012

Pan exprés de Coloma.

Lo prometido es deuda y ahora que ya tengo un ratito de relax (antes de preparar la cena, eso sí) voy a aprovechar para dejarte la receta del pan que hice el otro día siguiendo la receta de coloma en el grupo de 500.000 recetas para celiacos. La receta original la tienes aquí.

Pero para no cambiar las costumbres, esta receta también ha sido víctima de mis "tuneos cociniles" y ha quedado así:
- 250 g de Proceli.
- 250 g de Beiker.
- 30 g de harina de garbanzos.
- 40 g de harina de trigo sarraceno.
- 30 g de almidón agrio.
- 25 g de levadura fresca (un cubo).
- 1 cucharada de vinagre (de manzana, en mi caso).
- 430 g de agua.
- Goma xantana (unos 4 g).

La elaboración no cambia, la hice exactamente igual que dice Coloma en su receta, con la diferencia de que hice un pan grande, 3 pulguitas y un panecillo un poco más grande. La próxima vez haré el pan con toda la masa y luego haré panecillos con otra masada.  Como siempre y aprovechando que mi horno y yo hemos llegado a un acuerdo de convivencia en paz, no le hice trabajar tanto como pone en la receta original, sino que lo encendí sólo por abajo a 170º unos 15 minutos. Luego encendí también la resistencia de arriba y lo dejé otros 5 minutillos y ya apagué el horno. Los panecillos ya estaban hechos, pero al pan grande aún le faltaba un pelín, así que saqué las piezas pequeñas y dejé el pan dentro del horno para que acabase de hacerse con el calor residual (que no sé en tu horno, pero en el mío dura cerca de 3 horas).

El panecillo más grande. EL tenedor es para que veas que no creció mucho.

Una de las pulguitas.

Y la comparativa de tamaño, una vez hecho el pan.

Esto es lo que salió de la masa que hice.

Una de las pulguitas; tierno por dentro y crujiente por fuera.

Y la tajada del pan grande.
La verdad es que es un pan fácil de hacer. El único pero que le encuentro es que la cantidad de masa no es suficiente para que las palas de la panificadora la amasen bien, así que tuve que acabar de amasar a mano. Eso sí, del amasado Bertinet no se libraron. No sé si le hice bien a la masa o no, pero después de apalearla un rato pude cogerla en la mano sin problema, mientras que antes se me pegaba a las manos.

Y poco más. Congelé todo el pan menosuna pulguita que nos comimos recién hecha y descongela fenomenal. Vamos, que lo tiene todo: es una masa fácil de manejar, queda de sabor glutenero total, tolera la congelación sin problema y encima no se desmiga nada nada. Desde luego esta receta va a quedarse fija en la puerta del fede porque es uno de los que más me ha gustado hasta ahora. 

Abrazos pretos y besicos a puñaos.

domingo, 15 de abril de 2012

Pan de Kisa tuneado.

 Vale, tenía la entrada casi acabada y una manaza se la ha cargado entera y verdadera, así que toca volver a empezar.... Y no, no se ha guardado en el borrador, porque eso también me lo he cargado....

En realidad hoy tocaba quedada de donuts, pero no estoy con ánimos de pelear con recetas que no conozco, y más si es necesario pelearse con la masa para poder hacerla manejable....  Pero como tampoco me apetecía quedarme de brazos cruzados he aprovechado la mañana para repetir la receta del pan de molde de Kisa, ya que cuando la hice la semana pasada salió una burbujota que atravesaba el pan de lado a lado y no había manera de aprovecharlo. hoy me he asegurado de que no pasase lo mismo dando un par de pares de golpes secos al molde al echar la masa y removiéndola un poco a medio levar para desgasificar un poco y deshacer posibles futuras megaburbujas. Parece que ha servido de algo porque no había más que una agujerito de 3 rebanadas de nada.

A lo que iba, la receta del pan. Tal cual está es perfecta, pero ya sabes que si no hago mis tuneos y la "susanizo" un poco no es lo mismo....  :-D

INGREDIENTES:

375 ml de leche tibia.
2 huevos grandes (batidos).
25 g. de mantequilla.
50 ml. de zumo de limón.
25 g. de levadura fresca (un dadito).
10 g. de azúcar moreno.
300 g. de Beiker + 100 g. de harina de arroz.
1 cucharadita de goma xanta (si no tienes no pasa NADA).
100 g. de queso de untar (éste lleva 40 de finas hierbas y 60 de queso azul).
1 puñado grande semillas de sésamo.
Otro puñado grande de semillas de lino.

ELABORACIÓN:

Echas la leche tibia en la cubeta de la panificadora (o en un cuenco si lo haces a mano).
Añades la levadura desmenuzada (son esas cositas marrones que se medio ven)....
....los huevos batidos....
.... el azúcar....
.... el zumo de limón....
.... las harinas y la goma xantana mezcladas....
.... la mantequilla a daditos....
.... el queso de untar (yo le doy un toque de micro)....
.... y las semillas de lino y de sésamo. 

Cuando la masa ya está bien mezclada tienes que pasarla con paciencia (yo lo hago usando la lengua de silicona) a un molde engrasado y enharinado de las medidas adecuadas. No sirve el típico de plum cake porque sino se saldrá mucha masa. Las medidas son 30cm de largo x 11cm de ancho x 7cm de alto. Una vez que has pasado la masa, conviene alisarla con paciencia y usando de nuevo la espátula humedecida en agua (sino la masa se pega todita).

 
Así queda la masa en el molde.
Para que veas hasta dónde llega antes de levar....
.... y así está después de levar, antes de cocerlo.

Una vez que lo pinchas y sale el pincho suelto, desmóldalo y déjalo enfriar sobre una rejilla envuelto en un paño húmedo (bien escurrido o el pan quedará para sopetas).

Ya cocido, enfriándose en la rejilla.
Y así queda la miga.
Es una pena que no podamos colgar también los olores porque éste es sin duda uno de los panes más pefumados que he hecho. En parte se debe al queso a las finas hierbas (otro día probaré a echarle las hierbas pero sin el queso) pero además es que el olor a pan en casa es una gozada.

Y con esto y un bizcocho mañana intento dejarte por aquí la segunda receta que he hecho hoy, esta vez dulce (qué raro, ein?)  :-)

Abrazos pretos y besicos a puñaos.